lunes, 8 de octubre de 2012

4 años de lactancia, luces y sombras

Esta semana mi hija cumplirá los 4 años y con ellos se cumplen también 4 años de lactancia, en los que ha habido de todo...

La cara amable de la lactancia

Nuestros inicios con la lactancia no fueron problemáticos, en el hospital se enganchó bien, como se suele decir y de allí salió mamando. La lactancia materna exclusiva como alimento único se mantuvo hasta más allá del año de edad, pues la introducción de la alimentación complementaria no fue muy exitosa, pero yo estaba tranquila porque sabía que mientras tomase su teta, estaría sana y así ha sido, es una niña que no ha tenido más que algún que otro catarro y poco más, la pediatra siempre está sorprendida de que nunca le haya tenido que recetar antbióticos.
A la lactancia le debemos mucho y no solo a nivel nutritivo y de salud, ha sido el recurso al que hemos acudido para lograr conciliar el sueño, para consolarse tras un berrinche, para sellar la paz tras un enfado, para abatir el aburrimiento, para sentirse segura y protegida cuando el entorno cambia... Además de haber incentivado la imaginación de la niña, creando juegos en los que el mundo que rodea a la lactancia está bien presente.

Y las sombras...

Padecí durante el primer año algún episodio esporádico de mastitis, pero el gran problema al que nos hemos tenido que enfrentar fue a la aparición en su día de la agitación del amamantamiento, que ya no nos abandonó. Puedo decir que a partir de ese momento, aunque hemos mantenido la lactancia, las cosas nunca volvieron a ser igual.
Nunca pensé llegar a cumplir 4 años de lactancia, ello ha surgido así y nos hemos dejado llevar, animadas por los beneficios que nos reporta. Pero si he de sincerarme en este post diré que la lactancia me empieza a pesar, se me hace cada vez más difícil seguir dando pecho, en mi interior pienso que ya "he cumplido" y deseo desde hace tiempo que llegue el destete. La lactancia ha sido una etapa hermosa sin duda y de la cual estoy muy orgullosa pero que creo que ha de tocar a su fin... quizás su fin se ha empezado a gestar desde el momento en el que la agitación hizo acto de presencia, pues el destete natural, no impuesto, tiene caminos insospechados.
Aunque todos conocemos casos de niños que se han destetado solitos de un día para otro, pienso que el destete natural es más bien gradual. Mi hija sigue tomando pecho pero hace mucho tiempo que ya no puedo hablar de "tomas". Se engancha varias veces al día, muy poco rato, cuando se siente amenazada, está molesta o se aburre, un poco antes de dormir y siempre al despertarse, ese sigue siendo su momento sagrado. Por eso veo que el destete no está muy lejos aunque aún podría seguir así un año más, quién sabe, ella está totalmente enamorada del pecho...
Yo no deseo que ella sufra ni forzar la situación, al menos conscientemente, pero en ocasiones no puedo reprimir el malestar que siento al darle el pecho y ella lo nota y le causa desazón. Cómo se le explica a una niña de 4 años que ansío recuperar mi cuerpo pero que no por ello la querré menos?

Conclusiones

La lactancia materna es maravillosa, no podría recomendar otra cosa a aquellas que van a ser madres, lo haría todo igual de nuevo si volviese a ser madre. Pero la lactancia tiene también su cara oculta, sus sombras, de las que raramente se oye hablar en aras de promocionarla. Cuando esperamos un bebé y planeamos darle el pecho, nos vienen a la mente numerosas imágenes de bebés de pocos meses mamando, y obviamos que si se opta por un destete natural, la lactancia será una relación más o menos larga que mantendremos con nuestro hijo, en la que habrá épocas maravillosas y otras no tanto y en la que incluso se llegue a un cierto desgaste...
Tengo últimamente una sensación agridulce y es que temo que estos últimos tiempos, en los que la relación madre-lactante se ha vuelto más compleja por todo lo que he comentado, dejen finalmente a mi pequeña  un mal recuerdo de la lactancia, no sería justo, después del largo camino en el que globalmente el balance ha sido positivo con creces.

Añado este enlace del blog de Carol, compañera y amiga en la blogosfera que creo de gran interés para dar mayor información sobre el mundo que rodea a la lactancia materna y despehar dudas y mitos.

19 comentarios:

  1. Felicidades por este aniversario tan especial y por el cumpleaños de tu hijo

    ResponderEliminar
  2. Hola, María M., mi niña y yo también sufrimos esto de la agitación del amamantamiento (creo que ya lo sabes), y leyéndote, cuando he llegado a la parte donde dices que crees que a tu hija le podría quedar un mal recuerdo de la lactancia, se me han saltado las lagrimas..., no pienses eso, si ella sigue queriendo su (tu) teta es porque encuentra en ella lo que busca, lo que pasa es que yo siempre he oido que la lactancia debe de ser algo entre madre e hijo, es decir, que deben de sentirse bien los dos, pero en tu caso, por lo que cuentas tú ya no disfrutas con ello. No te sientas mal por ello, piensa que han sido 4 años hermosos, y todo lo bueno de la lactancia materna ya se lo has dado a tu hija, su sistema inmunológico ya está mas maduro, y su cerebro ya se ha formado..., tú misma dices que ya no hay tomas, si no momentos en los que por lo que sea ella te sigue pidiendo teta. Desde luego debes sentirte orgullosa, ojalá mi hija y yo lleguemos a los 4 años de lactancia... Feliz cumpleaños para tu peque!!
    Un fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mónica, agradezco enormemente tu comentario, que me ha ayudado a sentirme mejor con el tema... que vuestra lactancia sea también larga y placentera, porque ella os satisfaga a ambas.
      Gracias también por pasar por aquí :)
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Mi hija tiene 3 años y cuatro meses y tampoco tiene mucha intención de destetarse... menos ahora que hacemos tándem con su hermana de cuatro meses!! te entiendo perfectamente porque a veces yo también le doy pecho a mi hija mayor con una sensación horrorosa y otras veces, a cuenta del pecho, hemos tenido conflictos "de celos".
    Yo tampoco querría que mi niña pensase que si no la doy el pecho no la quiero, pero no sé cómo hacérselo entender... ¡¡mucho ánimo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La lactancia materna es una larga relación que nos lleva por caminos insospechados... no siempre es sencillo, aunque el balance sea siempre positivo.
      Gracias y mucho ánimo a ti también!

      Eliminar
  4. Hola
    Me llamo Sandra y tengo un directorio web. Me ha encantado tu blog! Tienes unos post muy interesantes. Buen trabajo, por ello me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, para que mis visitantes entren a tu web y obtengas mayor tráfico.
    Si estás de acuerdo házmelo saber.
    PD: mi email es: montessandra22@gmail.com
    Sandra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Sandra, de qué se trata tu directorio, está relacionado con la maternidad y la crianza? envíame un enlace...

      Eliminar
  5. Llego tarde pero aquí estoy :)

    Creo que como en toda relación también tiene sus cosillas malas, rachas en las que no nos encontramos del todo bien con la situación por uno u otro motivo, mucha demanda, el no parar de los peques cuando maman (yo a veces con mi hija termino muy nerviosa) o la agitación del amamantamiento.
    Creo también que es algo que concierne a madre e hijo y que si uno de los dos ya no desea seguir lo mejor tomar cartas en el asunto. Es decir, tu hija ya tiene cuatro año y puedes hablar con ella (igualmente si fuese más pequeña, por supuesto), a veces sincerándonos pueden entendernos mejor y podemos sorprendernos. No pasa nada por intentar adelantar-provocar el destete. Habéis disfrutando mucho, y quizás sea hora de empezar otra etapa. No creo que debas sentirte culpable, aunque lo entiendo.

    Me ha gustado mucho el post, tu sinceridad y tus sentimientos expuestos.

    Y gracias porque veas de utilidad difundir mi entrada.

    Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Carol, por tus palabras, que noto llenas de cariño y sensatez.
      Lo cierto es que con mi hija suelo hablar bastante del tema y ella sabe que no es lo mismo que antes, incluso he sentido en más de una ocasión que ella también desea dar el salto y pasar página... sin embargo, aún hay lazos que le unen a la lactancia, es algo complejo.
      De todas maneras, ahora no es un buen momento de forzar un destete, con el cambio tan grande que hemos experimentado al mudarnos, veo que aún necesita ese momento de pecho que le da tanta seguridad.
      El tema da para mucho, besos.

      Eliminar
  6. Hola

    Me encanta este blog, este tema es uno de los que me tiene dando vueltitas hace un par de meses.
    Tengo un hijito de año y 10 meses. El muy comilon me tuvo año y medio desvelandome por tomas de tetita de entre 4 y 5 veces por noche, su cuna junto a mi cama y todo pero igual me despertaba y no sentia que la noche fuera descansada. Empece un tiempo antes de que cumpliera el año y medio a contarle de todos los niños y niñas que el conocia que duermen toda la noche sin tomar titi hasta la salida del sol, de lo rico que es dormir toda la noche y asi.. cuando cumplio año y medio, esa misma noche, al despertar por la primera toma como a las nueve yo me acurruque con el y el no me pidio nada, al momentico se durmio como hasta las 4am... Ahora el duerme toda la noche... bueno como hasta las 4am por que esta si que no ha habido manera de que la quiera dejar, le he cantado, hablado, alzado... bueno todo lo que se me ha ocurrido y la mayoria de las veces termina en que el chiquilin queda despierto hasta el primer rayo de sol, le doy su añorada tetita y empiezo el dia con sueño.
    Bueno el punto es que por lo menos para las 4 tomas anteriores hablar me ayudo mucho.
    Tengo dos meses conversando con el de como los niños a los dos años ya no necesitan tomar tetita y otra vez le comento de sus amigos y parientes. No quiero quitarsela a la fuerza si no mas bien que sea algo consensuado entre nosotros por que si he sentido en mi cuerpo un llamado a dejar esta hermosa etapa.
    Les admiro por mantener esta relacion por tanto tiempo y les agradezco por compartir en este blog tanta informacion interesante.
    Vamos a ver que pasa cuando llegue su celebracion de cumpleaños... ya les contare

    Bendiciones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por compartir aquí tu experiencia. Lo ciero es que cuando ellos reclaman teta es porque la necesitan, sea por la razón que sea. Entiendo el llamamiento que hace tu cuerpo, es bueno que dialogues con él, pero creo que con 2 años aún es pequeño y reclamará algún tiempo más, ya nos contarás.
      Buena suerte!

      Eliminar
  7. María, que se me había pasado tu post y no lo he visto hasta hoy...Lo primero, felicidades por estos cuatro años de lactancia. La verdad es que te entiendo perfectamente en esa sencación agridulce que dices tener. Hace poco en una reunión del grupo de lactancia al que asistimos mi marido y yo, hablamos de esta sensación. Es lo que se llama etapa de agitación en la lactancia. Suele suceder en mujeres que llevan mucho tiempo amamantando y también sucede en embarazadas. Yo he tenido unas semanas así. Me dolían mucho los pezones porque tenía más sensibilidad y mi hija sigue mamando muuuucho por las noches. Y conozco esa sensación de querer recuperar tu cuerpo, yo lo he vivido igual. Al final, es una etapa más y ha pasado, pero imagino que volverá si al final puedo hacer tandem con mis dos hijos, cuando nazca el bebé.
    Yo te diría que esperes un tiempo porque quizá estés pasando una etapa más y si ves que la situación continúa, consulta con alguna asesora de lactancia aunque sea por mail y quizá te den alguna idea o ayuda para destetar a tu hija sin que sea traumático o agridulce para ninguna de las dos.
    Mucho ánimo y mucha suerte de corazón!
    Un beso fuerte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por seguirme y comentar.
      La verdad es que 4 años dan para mucho, bueno y... menos bueno. De momento seguimos con la lactancia, a nuestra manera y aunque es cierto que yo rara vez disfruto con ella, a estas alturas ya no consulto con asesoras, pienso que es un desgaste natural y que poco a poco nos conducirá al final, destetarla lo veo inviable.
      Un fuerte abrazo!

      Eliminar
  8. Hola de nuevo María M. he querido pasarme otra vez por aquí para dejarte un pequeño premio en mi modesto blog, porque no te conozco en persona, pero me siento muy identificada contigo desde hace ya un tiempo y me gusta leerte, así que si dispones de un momento pásate por el enlace.
    Un abrazo!!

    http://maminlove.blogspot.com.es/2012/10/premio-mutante-x3-guardado-pero-no.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Mónica por lo que dices! me alegro de que coincidamos en estos temas de crianza. Tu calidez me llega al corazón.
      Gracias por pensar en mi blog a la hora de dejarme un premio, sin embargo he de decirte que mi postura es la de ni recoger premio ni otorgarlos, es algo en lo que no deseo participar... seguro que me entiendes.
      Otro abrazo!

      Eliminar
  9. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo a mi site y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web de tv y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a camitorres20@gmail.com
    besoss!!
    Cami

    Visitanos también en Facebook tv peruana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por los elogios, pensaré en ello.
      Un saludo!

      Eliminar
  10. las tetás no se rrompen, e no se por que tomaste un vichysenes sin mi y por que me decias que no y al final sí. pero nada no pasa nada papa. eres de que nombre. me hace rreir la teta alisada.

    ResponderEliminar